El ex jefe de Policía probará el banquillo de acusados el 28 de noviembre. Es por amenazar al periodista Dante Leguizamón. “Me voy a encargar de vos”, le dijo, enojado por sus opiniones sobre la violencia policial.

Municipalidad de Río Cuarto 3
La Galatea

Julio César Suárez, el último jefe de Policía que tuvo José Manuel de la Sota, comenzará a ser jugado por la Cámara Cuarta del Crimen el 28 de noviembre, por amenazas al periodista Dante Leguizamón, el 15 de agosto de 2014.

“Me voy a encargar de vos”, le dijo el ex jefe, en dos oportunidades, enojado por una publicación de Leguizamón en Twitter sobre la violencia que ejerció la Policía en barrio Los Cortaderos, tras la muerte de Fernando “Güere” Pellico a manos de un oficial de la fuerza.

La reacción del por entonces jefe de la seguridad provincial fue una catarata de acciones desmedidas que comenzaron con una respuesta en la cuenta oficial de la Policía, una llamada telefónica y finalmente la entrada a los gritos en el edificio de los Servicios de Radio y Televisión (SRT) de la Universidad, para exigir hablar con Leguizamón.

Luego de este grave incidente de amenazas públicas, el ex jefe de la policía provincial siguió varios meses en el cargo, sostenido por el gobierno de Unión por Córdoba (UPC). En los más de tres años que lleva la causa la defensa de Suárez puso trabas para no llegar a instancia de juicio. Incluso, según denunció el propio periodista, recibió presiones de miembros del directorio del multimedio universitario para que “se sentara a tomar un café” con Suárez.

“El 28 de noviembre voy a ir a juicio para demostrar esas amenazas. Me van a acompañar -porque así me lo pidieron y así yo lo quiero- Ana María (la mamá de Gueré Pellico) y Sonia (la mamá de Maxi Peralta) los chicos que sufrieron el abuso policial de la Policía de José Manuel de la Sota”, escribió en su cuenta de Facebok, ayer. “Esta pequeña lucha por la libertad de ejercer la profesión, de alguna manera es eco de una lucha más importante. La que llevaron adelante los chicos del Colectivo de Jóvenes por Nuestros Derechos, que despertó -gracias a la Marcha de la Gorra- a gran parte de la sociedad cordobesa que hasta entonces había naturalizado los abusos policiales”, finalizó.

Sumate al equipo y ayúdanos a contar lo que el poder no quiere.

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com