Ahora Leyendo
Alto futuro: Los internos juveniles de los cinco equipos cordobeses que juegan Liga Nacional y Argentina

Sábado 26 de Septiembre de 2020

Alto futuro: Los internos juveniles de los cinco equipos cordobeses que juegan Liga Nacional y Argentina

A lo largo de la historia del básquet argentino, el déficit de jugadores altos fue una constante y aún hoy no tiene una solución concreta. Por nuestro propio biotipo y quizás por la falta de proyectos que puedan contener a los juveniles que pasen la frontera de los dos metros, Argentina continúa dependiendo del talento, la capacidad atlética y el juego colectivo (entre otras cosas) para mantenerse en la elite mundial.

Enredacción Socios

Con la mira puesta en el ámbito local, Enredacción decidió hacer una lista de los proyectos juveniles "grandes" (más de 2 metros y menos de 23 años) de los cinco equipos cordobeses que disputan La Liga Nacional y La Liga Argentina (segunda división). En ese sentido, fueron los clubes de la segunda división los más enfocados en desarrollar jugadores juveniles altos y particularmente, el que más esfuerzo pone, en ese sentido, parece ser Ameghino de Villa María.

Manula

Se trata de 8 jugadores que tienen entre 16 y 22 años, pueden jugar de internos y miden más de dos metros. Se suman 2 juveniles más, que no llegan a pasar los dos metros pero juegan dentro de la pintura. Algunos ya tuvieron acción en la primera y segunda categoría y otros tendrán la oportunidad esta temporada de sumar sus primeros minutos. Los cinco clubes que cuentan con ellos son Instituto, Atenas, Ameghino, San Isidro y Barrio Parque.

AMEGHINO

El club de Villa María cuenta con cuatro proyectos juveniles que pueden jugar de internos y tres de ellos miden más de dos metros. Todos tienen menos de 20 años. Solo uno se entrena como pivote y el resto son "estimulados para el juego de frente, desde el perímetro", nos explica Facundo Murías, ayudante técnico de la primera y especialista en fundamentos, y agrega que se apuesta de esta manera porque "es necesario para su desarrollo".

El juvenil con mayor altura y una de las joyas, es el pivote Julián Lorca. Con tan solo 16 años (categoría 2003) y 2.07 metros, llegó a Ameghino hace dos años luego de ser visto en un playón de Villa María. El crecimiento fue notable: estuvo en la selección de su ciudad, pero también tuvo un recorrido por selecciones juveniles nacionales: logró el cuarto puesto en el FIBA Américas U16 de 2019 en Brasil y fue preseleccionado argentino U17 en 2020.

Bautista Ott, otra de las promesas del "León".

Otro de los proyectos que tiene un recorrido por el seleccionado juvenil nacional es Bautista Ott. Nacido en Bahía Blanca, se desempeña como Ala-pivote, tiene 18 años (categoría 2002) y mide 1.98 metros. Llegó al "León" en enero de este año, luego de haber jugado en tres equipos de Bahía: Estudiantes, Bahiense del Norte y Leandro N Alem. Este año fue convocado para la preselección argentina U18, y anteriormente integró el plantel que jugó el Sudamericano U17 en Chile (3.8 puntos en 14.1 minutos).

El tercer juvenil es el salteño Carlos Rivero. Con 16 años y 2 metros de altura, puede jugar tanto en la zona interior como exterior. Al igual que Lorca, integró el preseleccionado juvenil U16 pero se quedó afuera del plantel definitivo que jugó el Fiba Américas en Brasil. Llegó en 2019 al "León", luego de hacer formativas en Gimnasia y Tiro de Salta.

El último proyecto de la cantera villamariense es Valentín Sandri, que juega de interno, tiene 20 años (categoría 2001) y mide 2.04 metros. Nació en Mendoza, fue parte de la selección U15 y U17 de la provincia, y llegó a Ameghino luego de jugar en Anzorena (Mendoza) y Olimpo (Bahía Blanca).

SAN ISIDRO

Jeremías Diotto es una de las joyas cordobesas y juega de pivote. Foto: Prensa San Isidro.

El equipo de San Francisco solo cuenta con un proyecto de interno grande, pero es uno de los jugadores más interesantes en la posición de pivote en Argentina. Se trata de Jeremías Diotto, que tiene 17 años, mide 2.03 metros y es oriundo de Marcos Juarez. Tras jugar en San Martín de su ciudad, hace tres años pasó a las filas de San Isidro.

El año pasado jugó el Sudamericano U17 consiguiendo el subcampeonato. En ese torneo promedió 6.4 puntos, 4.6 rebotes y 75% de triples en 15.9 minutos en cancha. Este año fue convocado a la preselección U19 y esta en proceso para jugar el mundial de selecciones el año próximo.

ATENAS

El multicampeón cordobés que supo sacar grandes pivotes de su cantera, como Fabricio Oberto en su momento, ahora solo cuenta con un juvenil que se proyecta como interno, pero que puede también alternar en el perímetro. Se trata de Juan Garetto, que con 18 años y 2 metros de altura, llegó desde San Francisco al club de General Bustos.

En la última Liga de Desarrollo tuvo una media de 5.7 puntos, 4 rebotes y 0.7 asistencias en 18 minutos. Aunque integró algunas veces el plantel de primera la pasada temporada, solo pudo sumar algunos segundos contra Libertad en el Carlos Cerutti.

El otro jugador con el que cuenta Atenas es Juan Cruz Oberto, pero con 23 años lejos está de ser un juvenil como los anteriores. Siendo ficha U23 intentará sumar protagonismo en esta temporada que se viene, ya que en la pasada tuvo una media de 4 puntos en 11.3 minutos.

INSTITUTO

"La Gloria" no tiene juveniles altos, pero cuenta con dos fichas U23 que se desempeñan de internos y que ya tuvieron algunos minutos en Liga Nacional en los últimos años. El ala pivote sanjuanino Enzo Rupcic de 22 años y 2.01 metros y el pivote Santiago Bruera también de 22 y que mide 2.06. Este último todavía no tiene confirmada su presencia en el equipo para la próxima temporada, ya que el cuerpo técnico lo está analizando.

Ver también

Enzo Rupcic en plena defensa en un partido de Liga Nacional. Foto: Marcelo Endelli.

Bruera disputó con la Selección Argentina juvenil el Sudamericano U17 de 2015 en Resistencia, Chaco, el pre Mundial de Valdivia, Chile, el Mundial de Egipto U19 en 2017, donde Argentina fue octava y recientemente el Sudamericano Sub 21 en Tunja, Colombia.

Mientras que, Rupcic tuvo más minutos en el plantel de primera con la llegada de Sebastián Ginóbili y en la última temporada promedió 2.5 puntos, 1.7 rebotes en 9.3 minutos. Su mejor actuación fue en el Final Four del Súper 20, anotando 11 puntos en 12 minutos contra Gimnasia de Comodoro.

Hace varios años que Instituto no recluta algún juvenil con buena altura y según lo que pudo averiguar Enredacción, en la actualidad esa función está a cargo de Francisco Magnano (hijo de Rubén) y por la crisis que generó la pandemia esta actividad no se está desarrollando.

BARRIO PARQUE

El último club cordobés es Barrio Parque, y es el único que no cuenta con internos juveniles propios en el plantel. El único proyecto serio que puede jugar en la posición de 4 es Fabrizio Nocera, pero se lo proyecta para jugar de alero. Con 17 años, mide 1.95 metros e integró varias selecciones provinciales.

Santiago Bruera suena en Barrio Parque para volver a jugar la temporada que viene.

En las últimas dos temporadas, Parque decidió pedir a préstamo a dos jugadores U23 que fueron nombrados anteriormente: Juan Cruz Oberto (Atenas) en la 18/19 y Santiago Bruera (Instituto) en la 19/20. Según fuentes del club la intención es que Bruera otra vez vuelva a vestir la camiseta verde.

--

>> Te invitamos a asociarte a ENREDACCIÓNINGRESÁ AQUÍ. Hacemos periodismo.

--
Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción