Ahora Leyendo
Aguad defendió a Aldo Rico, minimizó el levantamiento carapintada y tuvo que retractarse

Aguad defendió a Aldo Rico, minimizó el levantamiento carapintada y tuvo que retractarse

El ministro de Defensa, Oscar Aguad, tuvo que retractarse por sus manifestaciones en defensa del coronel carapintada Aldo Rico y por haber minimizado el levantamiento militar que en 1987 puso en jaque a la naciente democracia argentina. Lo hizo, luego que Ricardo Alfonsín, hijo del ex presidente Raúl Alfonsín, afirmara que “no tiene derecho de falsear la historia, ni agraviar así a los argentinos”.

Enredacción-Te contamos

Alfonsín afirmó, además: “Con todo respeto, Oscar Aguad: tus dichos no hacen otra cosa que ofender a cuantos lucharon por la democracia y su consolidación, por la paz y contra la violencia”.

Publi-Web-Muni-2

Frente a los cuestionamientos, el ministro emitió un comunicado en el que aseguró que "repudia todo hecho que altere el orden democrático" y "reitera su repudio histórico al levantamiento carapintada. Aguad aclara que sus dichos sobre ese hecho fueron mal interpretados", señala el texto de prensa.

Para el ministro que supo aparecer en fotos junto al represor y ex jefe del III Cuerpo de Ejército, Luciano Benjamín Menéndez, en los años ’80, el levantamiento de Carapintada, fue “chiquito" y "no puso en jaque a la democracia".

El ministro de Defensa, Oscar Aguad.

El funcionario radical hizo esa polémica afirmación para defender la presencia del ex militar Aldo Rico en el desfile que se realizó el martes por el Día de la Independencia. "Tiene derecho a desfilar como veterano de Malvinas. Lo de Aldo Rico y los carapintadas, es historia vieja", afirmó Aguad.

Agregó que el levantamiento carapintada "fue un acontecimiento chiquito" que "no puso en jaque la democracia. Fue un movimiento como consecuencia de algo que venía de antes, pero que la democracia superó y no dejó que evolucionara, yo no lo daría tanta trascendencia", expresó en declaraciones a radio Metro.

Para Aguad, el intento de golpe de Estado "pasó hace muchos años atrás, no tiene relevancia en el presente y no tiene sentido perder tiempo en hablar de eso. Estamos viviendo otro tiempo, desfilaron más de 800 veteranos de Malvinas y a ninguno se le pidió documento".

La presencia de Aldo Rico en un desfile militar organizado por el Gobierno ya había generado críticas en 2016, cuando el ex militar fue parte de las celebraciones del Bicentenario de la Independencia. En esa oportunidad, el entonces ministro de Defensa, el también radical Julio Martínez, también lo justificó porque es veterano de Malvinas.

Rico lideró los alzamientos militares de Semana Santa en 1987 -que comenzó en Córdoba con el acuartelamiento del genocida Ernesto Guillermo Barreiro- y Monte Caseros, en 1988. Ambos formaron parte de acciones golpistas para forzar la impunidad de los militares que participaron del Terrorismo de Estado y desembocaron en las leyes de Obediencia Debida y Punto Final durante el gobierno de Raúl Alfonsín, que junto a los indultos de Carlos Menem en los ’90, permitieron congelar los juicios a los responsables de violaciones a los Derechos Humanos. Las citadas leyes fueron declaradas inconstitucionales en 2001 por el juez Gabriel Cavallo; derogadas en 2003 por el gobierno de Néstor Kirchner y el Congreso; y ratificada su inconstitucionalidad en 2005 por la Corte Suprema de Justicia. A partir de allí, se abrió el camino a la realización de los juicios contra los delitos de lesa humanidad.

LAS CRÍTICAS

EL TUIT DE RICARDO ALFONSÍN

EL ARTÍCULO 36 DE LA CONSTITUCIÓN NACIONAL

“UNA BURRADA”

“NO ME PARECE RAZONABLE”

Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción