Lo afirmó el titular de la comisión de Presupuesto y Hacienda, Luciano Laspina (Cambiemos). Su intervención generó un fuerte cruce con la bancada K.

El titular de la Comisión de Hacienda y Presupuesto, Luciano Laspina (Cambiemos).

El diputado santafesino Luciano Laspina fue el encargado de defender en el recinto el proyecto de Presupuesto 2019. Criticó “el descontrol fiscal de los gobiernos kirchneristas” y dijo que el Presupuesto se propone “equilibrar las cuentas públicas”. Por ese motivo pidió a los ciudadanos “no castigar al Gobierno que le tocó pagar los platos rotos de la fiesta populista”. Sin embargo, reconoció que falló el gradualismo propuesto en la primera etapa del gobierno nacional.

VER MÁS ARTÍCULOS DE GONZALO URRUTIA.

Resaltó en su discurso la herencia recibida: “El kirchnerismo nos dejó casi cuatro puntos de déficit y un legado que fue inédito”. Dijo que “el gasto público pasó del 26% al 46% del PBI, y al final del camino no reportó un solo indicador de mejora en los datos de pobreza, infraestructura, salud, educación y mucho menos seguridad y lucha contra el narcotráfico”.

“Para explicar el presente hay que explicar el pasado -insistió-, y después mirar al futuro. (…) Durante el gobierno anterior se dio el gasto público más alto de la historia, los impuestos más caros del mundo, un déficit in-financiable y uno de los peores datos de pobreza que se recuerde”.

Afirmó luego que “para que Argentina crezca y haya estabilidad debe haber déficit cero”. Luego repasó la historia económica argentina y enumeró palabras claves de las distintas crisis: “Default, devaluación, cepo, hiperinflación, corralito, Rodrigazo”. Los denominó  “distintos ropajes de una misma razón, que es el desequilibrio de las cuentas públicas”.

Señaló más adelante que en “los últimos 50 años hubo una crisis fiscal en promedio de cinco años porque quizás ustedes (dirigiéndose a los diputados K) fueron los mejores, pero no los únicos en el descontrol fiscal”.

Defendió el proyecto de presupuesto, que “se ha hecho equilibrando las cuentas pero priorizando la inversión social y, en ese sentido, hay que destacar la valentía y responsabilidad de una dirigencia que entiende la necesidad de aportar esta herramienta de gestión al Gobierno”, en referencia a los gobernadores opositores que se manifestaron en favor de acompañar al Ejecutivo con su iniciativa.

Posteriormente indicó que “las prestaciones sociales aumentan un 37% y los recursos para las universidades crecen 33%. Es un presupuesto austero en materia de inversión pública y va a permitir terminar todas las obras públicas en ejecución. Esto quiere decir que austeridad no es sinónimo de ajuste”.

Otro punto que destacó fueron los “cambios que pidió la oposición y que se concedieron, que demuestran  el esfuerzo compartido entre Nación, provincias y el sector exportador para avanzar al equilibrio fiscal”.

También hizo referencia positiva a la adenda del Consenso Fiscal, firmada por 18 gobernadores, y el fondo de $6.500 millones que se creará para compensar a las jurisdicciones por el traspaso de subsidios al transporte.

Finalmente dijo que “el principal desafío que tenemos como dirigencia política es decirle a los argentinos que esta crisis que están sufriendo no es una más, sino que vamos a hacer todo lo posible para que sea la última”.

LOUSTEAU: “NO VOTAR UN PRESUPUESTO ES PEOR”

El diputado de Evolución Radical, Martín Lousteau.

El diputado Martín Lousteau del bloque Evolución Radical adelantó que votaría a favor de la iniciativa oficial: “No votar un Presupuesto no es mejor, es peor”. Pese a ello, afirmó que al proyecto “es grotesco”.

Explicó que “presupuesto siempre hay: o es el aprobado o es el ejecutado del año anterior. Cuando se ejecuta el del año anterior, hay dos problemas: o los recursos excedentes -porque hay inflación- no se utilizan y hay un ajuste más brutal, o el gobierno tiene un enorme margen discrecional para hacer lo que quiera”.

Pidió concentrar los esfuerzos en “establecer prioridades correctas, eliminar gastos superfluos y limitar privilegios, pero lamentablemente  no es lo que estamos haciendo”. Advirtió que en 2019 el Estado gastará 18.000 millones de pesos en “Servicios Técnicos y Profesionales”, de los cuales 6.200 millones de pesos son en “consultorías denominadas Estudios, Investigaciones y Proyectos de Factibilidad ¿Cómo es posible que con semejante dotación de recursos humanos igual tengamos que destinar tanto en asistencia externa?”.

gonzalo.urrutia@enredaccion.com.ar

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com

Sumate a un equipo que hace PERIODISMO COMPROMETIDO. Te invitamos a APOYAR a ENREDACCIÓN con una SUSCRIPCIÓN MENSUAL. La SUSCRIPCIÓN te permite participar de los premios y beneficios de EL CLUB DE LA NOTICIA. Más información en Suscripción Digital.