Sin José Manuel De la Sota como candidato, en las elecciones de octubre se abre un escenario favorable para el desarrollo de terceras fuerzas. Hay cuatro espacios en esa condición: ADN, FpV, FIT y los vecinalistas.

El ex gobernador de Córdoba, José Manuel De la Sota.
Municipalidad de Río Cuarto 3

Toda elección legislativa de medio término suele generar escenarios abiertos (Por ejemplo, en 2013, el Frente para la Victoria con Carolina Scotto, y el FIT con Liliana Olivero, aprovecharon esa brecha). Sin embargo esta puede serlo aún más, porque sin el ex gobernador José Manuel De la Sota como candidato de Unión por Córdoba (UPC), la dispersión del voto puede incrementarse. El punto de partida de De la Sota estaba por encima de los 30 puntos y aunque muchos de los que hacen encuestas señalan que tenía un techo bajo, la realidad es que hasta ahora ha sido imbatible. Sin él, el piso de UPC es inferior y el candidato del oficialismo provincial tendrá que remar en ese contexto. Dicho de otro modo, es probable que haya paridad entre las dos fuerzas principales (Unión por Córdoba y Cambiemos) en cuanto a sus puntos de partida para las elecciones del mes de octubre.

Otro factor que abre la elección es que el PJ jugará en parte, con candidatos de la nueva generación. Tiene su lado positivo y su contracara. Básicamente porque puede ser un acierto si logran prevalecer las virtudes alrededor de juventud, gestión y renovación, pero también que para lograrlo deben ser reconocidos por el electorado. Ese período ventana es que habilita a otros jugadores a pugnar por el mismo espacio.

Se le debe agregar un condimento no menos importante: la UCR no está dispuesta a cederle al PRO local los cargos clave de la lista de diputados nacionales. Esta disputa tensiona el vinculo entre la alianza macrista y las clases medias, que prefieren menos ruido político. Es un electorado de perfil reacio a las internas. Habrá que ver como impacta este componente en el desarrollo de la campaña electoral.

Sin De la Sota, sin un PJ con candidatos afirmados, y con Cambiemos cruzado por peleas internas, hay una fuerte oportunidad para las terceras fuerzas electorales, tanto las vecinalistas como las de sesgo nacional y popular, como las de izquierda. También será decisivo en ese sentido lo que suceda con el escenario económico: la sociedad cordobesa le dio su voto a Macri como “mejor representante político” frente a Cristina Kirchner, subordinando la economía a esa condición. La pregunta es cuánto puede influir la tensión entre política y economía en la decisión electoral. Si no prevalece la política, las terceras fuerzas podrían tener aún más lugar.

15 MINUTOS. Es un espacio breve para reflexión, análisis y puesta en escena de temas, hechos y personajes. Se inspira en la película “15 minutos” (2001, John Herzfeld).

fabian.garcia@enredaccion.com.ar

@garciadelapampa

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com