Ahora Leyendo
[15 Minutos]: Cómo "fabricar" un tema de campaña

[15 Minutos]: Cómo "fabricar" un tema de campaña

A la hora de la campaña electoral, para muchos, “el fin justifica los medios”. A la vez, muestra como las conveniencias pueden más que las convicciones. Y por si fuera poco, revela como se trastocan los lugares que corresponden a cada ideología y fuerza política en algunos temas.

Municipalidad Río Cuarto: 100 obras

En Argentina, los liberales y, en general, la centro-derecha manifiestan a diario su admiración por Estados Unidos. Es el modelo de democracia occidental más allá de su política exterior o de la denuncia de fraude cuando el demócrata Al Gore fue desalojado de la victoria en las elecciones del año 2000 por George Bush. Allí, las elecciones Primarias son el modo de seleccionar los candidatos y de qué, a medida, que se desarrollan, los que tienen más posibilidades sigan en carrera, y los que no, se vayan bajando, apretados, aparte de la falta de apoyo popular, por sus billeteras. Si bien nuestras Primarias no son iguales, persiguen el mismo fin: que cada partido elija a su candidato con la participación de todo el electorado.

Publi-Web-Muni-2

Por el contrario, los populismos y las distintas variantes de izquierda, en sus distintas conformaciones, sean más centristas o más radicales, nunca han sido demasiado afectas al modelo estadounidense. Justamente lo cuestionan por ser una democracia más formal que real. Una de esas fuerzas es la que impulsó en 2009 las llamadas PASO, es decir las Primarias argentas, durante el primer período de gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. La Ley se aprobó y las PASO pasaron a formar parte del sistema electoral nacional.

La ex presidenta y actual senadora nacional, Cristina Fernández de Kirchner. Foto: Senado de la Nación.

¿Qué buscaban las PASO? Sustituir las internas partidarias, que eran duramente criticadas por falta de transparencia y exceso de aparato. Pero, fundamentalmente, las Primarias de este lado del continente, intentaban resolver el viejo intríngulis peronista, que cuando tiene liderazgos en disputa siempre habilita una lista por fuera para darle pelea al aparato oficial. Las Primarias no lograron resolver ese problema y las listas siguieron participando por fuera: por ejemplo, la última PASO de 2015 tuvo al Frente para la Victoria (peronismo más kirchnerismo) y a UNA (el Frente Renovador más el delasotismo), donde sí hubo interna entre Sergio Massa y José Manuel De la Sota, yendo al comicio general como fuerzas distintas pese a ser todos de la familia peronista. En ese sentido cabe acotar, qué para esta elección, Massa ha regresado a la familia original, pero se integró a la coalición sin ir a las PASO.

De cualquier modo, este fin de semana, el gobierno del presidente Mauricio Macri avaló la presentación en el Congreso de dos proyectos de ley que solicitarán la "suspensión provisional" de las elecciones primarias abiertas obligatorias y simultáneas (PASO) previstas para el 11 de agosto próximo con el argumento de que "no tienen sentido" y representan un "gasto inútil": 4300 millones de pesos.

El gobernador de Mendoza y titular de la UCR, Alfredo Cornejo, dio ayer el puntapié inicial, cuando a través de un tuit juzgó necesario "revisar la utilidad de las PASO en estas elecciones" y calificó de "sensato suspenderlas en los cargos y provincias donde no hay competencia interna".

El gobernador mendocino y titular de la UCR, Alfredo Cornejo, junto al mandatario correntino, Gustavo Valdés. (Foto: Prensa UCR).

Aquí cabe hacer una pausa: para que la paradoja sea más paradoja, quiénes actúan como demandantes en nombre del gobierno para terminar con las PASO, son el partido que más apela a las internas y disputas electorales: la UCR.

Mientras que el secretario de Asuntos Institucionales, Adrián Pérez, afirmó al diario La Nación que “los proyectos para suspender las PASO son razonables. Si las internas fueron creadas para competir y no se compite, suena lógico suspenderlas. Pero tiene que ser por ley del Congreso".

Ver también

La iniciativa que empuja el oficialismo tendrá el rechazo de quiénes son ubicados por la centro-derecha, del lado del “autoritarismo”, como el peronismo y la izquierda. Como para que el tema vuelva loco a un lector desinformado, el impulso lleva la marca de los que se consideran a sí mismos… democráticos.

El presidente Mauricio Macri. Foto: Presidencia de la Nación.

Cuál es la razón de semejante disparate: la necesidad de aglutinar el voto anti-política. Un sector de la sociedad argentina cree que su principal problema es el funcionamiento del sistema político, entonces, todas las acciones para reducirlo, acotarlo, ningunearlo, quitarle recursos, etc. genera una base de apoyo social. Pero no es el único motivo: algunos sectores del Ejecutivo creen que una PASO donde el Frente de Todos aparezca ganando en primera vuelta desatará las fuerzas agazapadas del mercado, que terminarán de derrotar al presidente Mauricio Macri antes de que llegue octubre. Como es virtualmente imposible conseguir los votos necesarios para aprobar una ley que suspenda las PASO, el objetivo termina siendo sólo el primero.

Por eso, se da el contrasentido de que quiénes admiran a Estados Unidos, quieren dar de baja las PASO -aunque sea por una sola vez-; y quiénes no profesan ninguna simpatía aparecen apegados a la Ley y la seguridad jurídica.

15 MINUTOS. Es un espacio breve para reflexión, análisis y puesta en escena de temas, hechos y personajes. Se inspira en la película “15 minutos” (2001, John Herzfeld).

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción